Un rodeo hasta la playa

Hoy ha salido un día muy bueno y me apetece ir a la playa pero tampoco quiero desaprovechar la posibilidad de hacer una ruta de bici. Ya han pasado tres semanas desde la última salida y empieza a haber mono, así que decido hace ambas cosas saliendo después de comer a las doce del mediodía.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Un rodeo hasta la playa Plentzia 93 km 1495 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Empiezo pasando por Gorliz sin saber muy bien para dónde tirar, improvisando. Hay algunas atracciones de feria de las fiestas de estos días y las pedaladas me acaban enfilando hacia la subida a Andraka.


Por primera vez en lo que va de año, veo los 30ºC en el reloj. Voy con el mono de triatlón que no tiene mangas, con las patas cortísimas y que es finísimo, con lo que prácticamente no llevo nada.


Desciendo hacia Maruri-Jatabe y opto por meterme por la subida de Markaida para, por lo menos, hacer una ruta de circular de unos cincuenta kilómetros si decido dar la vuelta por Mungia.


Pero al llegar a Larrauri veo que me encuentro con ganas y me animo a seguir hasta Gernika, esta vez pasando por Paresi por esta vertiente del oeste que tan pocas veces he hecho. Antes de nada, tengo que pasar por Meñaka.


En apenas unos minutos, empalmo con la carretera de Gerekiz y me desvío hacia Arrieta, por la carretera de Busturia. Inicio la subida a Paresi por esta vertiente de unos ocho kilómetros en Ibarra.


A media subida, en un cómodo 5%, me adelanta un ciclista con pintas de pro del Caja Rural, me imagino que entrenando para La Vuelta. Me pasa como un tren y en una curva ya no lo veo.


Después de pasar Arrieta y a un kilómetro del final, aparece la rampa al 13% que supone la única dificultad de esta vertiente, a poco ya de coronar.


Llego a la cima de Paresi y me dejo caer hacia Gernika. Hay un momento en el que el cuentakilómetros se salta de su soporte y empieza a dar botes y botes. Está ya tan desgastado que cada vez me pasa más a menudo, con lo que tendré que buscar algún apaño si no quiero que acabe por romperse.


En Gernika paso junto al árbol y, al ver a dos extranjeros en bici junto a él, me detengo para contarles un poco su historia, cosa que agradecen mucho. Son suizos y, como me conozco Suiza como la palma de mi mano, acabamos hablando de su pueblo y de los puertos de San Bernardino, Albula, Splugen, ...


Poco después, ya estoy subiendo Errigoiti y regresando hacia la playa. Llevaba aire favorable pero ir hacia el mar siempre te lo pone de cara, aunque apenas sopla.


Empieza a hacer más calor y paro en una fuente de Fruniz, donde me como un plátano que llevaba en la mochila junto con la toalla de playa. El camino me hace pasar por Mungia y sigo por la carretera de Gatika.


Paso por Butrón y llego a Urduliz llaneando, cruzando hasta llegar a Sopela y tirando hacia las playas. La carretera me deja entre Arriatera y Barinatxe, con los aparcamientos a rebosar.


Pero a mi me gusta tomar el sol en bolas y en la nudista de Barinatxe hay que bajar muchas escaleras, así que sigo la pista de los acantilados hasta llegar a la playa de Azkorri (Gorrondatxe) donde ya hay camino asfaltado hasta abajo y también hay espacio naturista.


Ahí que me quedo durante casi dos horas. No suelo estar mucho rato al sol pero ya no está tan alto y la temperatura ha bajado algo, con lo que la brisa marina refresca un poco y se está muy a gusto y, además, tengo el agua de las duchas para refrescarme. Lo malo es la vuelta, con el rampón al 20% nada más salir de los acantilados y la pequeña cota de Barrika de camino a casa.

Safe Creative #1007090003507


0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...