Circular del col d'Inharpu

Las previsiones para hoy anuncian un día muy desagradable. Aún así, en vez de tirar de seguido para casa, ayer me detuve en Donibane Garazi por si el día amanecía aprovechable. Ha estado lloviendo por la noche pero tengo acceso a Internet en el sitio que paro y reviso la web del tiempo por si tuviera una posibilidad de hacer algo. Como ahora no llueve y hay una ventana de aparente buen tiempo, muevo el coche hasta Lekunberri para subir a Ahuski y, una vez allí, ver si es posible hacer algo más.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Circular de Inharpu Lecumberry 24 km 935 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Dejo el coche en el inicio de la vertiente de Mendive, la que pasa por Béhorléguy, para ascender al col d'Inharpu. Siempre había llamado Ahuski a este puerto pero creo que la denominación que le dio La Vuelta en su edición de 2016 es más correcta y, a partir de ahora, voy a pasar a llamarlo así.


Dejo atrás Mendive y me caen un par de gotas. No es muy buena señal y ya me voy concienciando de que no voy a tener una jornada muy larga. Casi me conformo con hacer la circular que haré corriendo con Amaia en primavera.


Los primeros dos kilómetros de esta vertiente son lo suficientemente suaves como para ir cogiendo temperatura para lo que viene después. Me siguen cayendo algunas chispillas y no hago otra cosa que mirar al cielo para ver de dónde provienen porque parece estar despejado sobre mi cabeza.


Al pasar Béhorléguy, la subida endurece con constantes rampas de doble cifra y, al mismo tiempo, se levanta un aire fortísimo que apenas me deja avanzar.


Por esta zona también esta todo quemado y el paisaje es muy triste. Solo en el fondo del valle se aprecia algo de verde porque, lo que es por las montañas, está todo arrasado.


Me encuentro con una valla y con una señal de carretera cortada, lo mismo que me sucedió hace unos días subiendo al Arnostegi. No le doy mayor importancia y continúo con la ascensión.


Cuanta más altitud gano, más intensa es la fuerza del viento, con algunas rachas que me desplazan de lado y están a punto de sacarme de la carretera. Las condiciones empiezan a ser bastante peligrosas.


Accedo al col de Landerre en medio de un vendaval. Hay momentos en los que me tengo que parar para sujetar la bici porque se vuela. Me daría la vuelta pero, estando tan cerca de la cima, decido continuar para ver si la bajada por la otra vertiente resulta algo más protegida..


El paso por el col d'Inharpu es brutal. Cada vez que me monto voy dando bandazos con peligro de caerme al suelo y tengo que hacer andando estos metros de máxima exposición al viento.


A duras penas, consigo descender mientras veo que se acerca una cortina de agua desde el mar que espero que me de tiempo a salvar. No me puedo dar prisa por motivos de seguridad pero tengo fortuna y llego al coche sin mojarme, cosa que habría sucedido si llego a tardar diez minutos más porque, mientras me estoy cambiando, se pone a jarrear sin descanso. Estamos todavía en febrero y he tenido mucha suerte estos días pudiendo disfrutar de un tiempo magnífico.

Safe Creative #1007090003507



2 comentarios :

  1. Qué envidia!!! Vaya rutas más guapas. Este año tengo que acercarme si o si a Iparralde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mantengo la oferta.
      Solo tienes que venir a Bilbao, bueno no, a Plentzia. ;-)

      Eliminar

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...