Subida al Collado Espina

Ya queda menos para que nos vayamos unos días a Pirineos para subir puertos corriendo y la preparación va viento en popa. Toca endurecer un poco más las subidas y, con este fin, nos acercamos a Cantabria para subir el Collado de la Espina. Sus primeros seis kilómetros y medio encierran unos números muy interesantes: 6,5km al 10%.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Subida al Collado Espina Bustablado 17 km 810 m+ IR

altimetria

- ALTIMETRÍA -
(Click en el perfil para ampliarlo)


No llegamos a Bustablado hasta pasadas las diez de la mañana. Hay ochenta kilómetros desde Bilbao pero con varios puertos, lo que hace que el viaje se alargue demasiado.


Ya de entrada hay una primera rampa que supera el 15% de pendiente y que sirve para poner los gemelos en tensión.


A esta primera rampa, en la que nos sale un perro sin atar que me pega un susto del copón, le sigue un corto descanso tras tomar un desvío.


El kilómetro que sigue se maneja por encima de un 13% de pendiente media, con rampas superiores al 25% como punto más complicado. Corriendo se superan más o menos bien pero en bici cuestan muchísimo.


El piso ya lleva varios años asfaltado y empieza a estar muy estropeado. Aunque ya no hay ninguna gravilla, los baches son numerosos.


La segunda parte de la subida se adentra en un pequeño bosque. Hay un kilómetro de transición para recuperar fuerzas antes de afrontar el siguiente tramo duro.


Ya tenemos el Collado Espina a la vista pero se encuentra bastante cubierto. A pesar de estar nublado, hace calor y, cuando sale el sol, se nota muchísimo.


Salimos del bosque con esa imagen típica de esta subida, con unas herraduras de hormigón muy plásticas. La doble cifra vuelve a ser constante.


La última parte de este recorrido tan bello es más abierta. Aparecen las grandes praderas verdes, con las vacas pastando a placer. En días soleados, estos verdes estallan.


Constantemente por encima del 10%, se accede al Collado Espina. Las vistas son espectaculares, haciendo de este puerto uno de los más bonitos de toda la Cordillera Cantábrica.


Coronamos el Collado Espina con casi siete kilómetros y nos acercamos a la escultura de una vaquita que preside el alto. A la pobre la han dejado sin orejas.


Pero aquí no termina todo. Aunque el Collado Espina es el objetivo principal de este puerto, por esta vertiente actúa como una precima para el alto de Somo, casi dos kilómetros más adelante. Se gana muy poca altitud al bajar casi tanto como se sube.


Han sido ocho kilómetros y medio preciosos y superados con mucha solvencia. Cada vez llevamos mejor esto de subir puertos corriendo. Nos damos media vuelta y a bajar, aunque con varios tramos de subida que ahora no actúan como descansos.


Terminamos con 17km que, para ser corriendo, están muy bien. Como la distancia a casa es más elevada que de costumbre, aprovechamos para pasar el día por la costa cántabra. Estamos en un plan que no desaprovechamos ni las máquinas de los parques.


Puede que hagamos otro puerto y a Pirineos. Todavía no los hemos pisado este año y ya va habiendo ganas.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...