Zapatillas SALOMON Neon Trail GTX

Son ya muchas las marchas de montaña que llevo y, por si fuera poco, me ha dado por correr por el monte. Y claro, cuando empiezas en otra modalidad deportiva, ya sabemos lo que toca: ir mejorando el material específico a medida que vas progresando. Así que me he agenciado unas zapatillas de trail running guiándome un poco por lo que he ido observando que llevaba la mayoría: unas SALOMON.


En la mayoría de marchas que he hecho, por encima de los 40km, se me recalentaban mucho los pies y necesitaba un par de cambios de calcetines. Incluso llevaba unas zapatillas ADIDAS viejas de running para los tramos más fáciles porque, y esto no acepta discusión, como el calzado de running no hay nada igual de  cómodo. Pero esto ya no es así. Estas zapatillas de trail running de SALOMON, las Neon Trail GTX, han sido todo un descubrimiento. Me están resultando igual de cómodas que las NIKE Lunarglide que tengo para correr. Algo que no esperaba.

Cuando fuí a comprar unas SALOMON, la oferta era inmensa. Estuve a punto de coger las XT Wings 2 GTX, un modelo superior y algo más caro, pero Amaia me aconsejó: "Pruébatelas todas y coge las que tengan lo que buscas y te resulten más cómodas". El Goretex® era innegociable porque aquí es raro el día en que no tienes que meter la zanca en un charco y, tras probarme todas las que lo tenían, lo tuve más que claro.

Tras varias salidas al monte con ellas, una carrera xtrem y muchísimas caminatas, ya tenemos datos suficientes para hacer algún comentario:
  • La comodidad es sorprendente. Ni de coña me imaginaba que unas zapatillas de este tipo pudieran llegar a ser tan cómodas como las de running. 
  • También me ha llamado mucho la atención su ligereza. Con un aspecto mucho más robusto que las zapatillas de correr normales, el peso es muy contenido.
  • El Goretex® es lo que es, así que la impermeabilidad de la membrana es total. Había leído algún comentario poniendo en duda la transpiración pero yo no he tenido ningún problema, ni andando ni en carrera.
  • La amortiguación en carrera es una pasada. Posee una tecnología de chasis 3D en el talón, control de la pronación y doble densidad de Eva Energy Cell 2, que no sé qué coño es pero que parece que funciona.
  • También estoy muy contento con la estabilidad en montaña comparando con alguna bota que tengo de caña baja. Incluso corriendo me parece perfecta.
  • Lo que más me preocupaba era el agarre en diferentes superficies y la suela Contagrip es incluso mejor que la de las botas de montaña que tengo. Al ser más blanda, va bastante mejor en roca mojada pero no sé muy bien si no tendrá mucho desgaste. Por ahora siguen teniendo las suelas como nuevas.
En definitiva, que estoy flipando con las SALOMON. Ahora solo falta que las queme bien quemadas, que ya tengo ganas.

P.D. / 15.10.12 / - Pues un año y pico después, puedo decir que ya las tengo destrozadas. La suela está plana y la amortiguación pasó a la historia hace tiempo pero, aún así, han sido unas grandes zapatillas. Ya las he encontrado sustitutas aunque las siga usando en salidas cortas por asfalto o en marchas de media distancia donde sé que la escasa amortiguación no va a ser ningún problema.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...