PAMPAM 3: St Lary - St Marie

Una noche se puede pasar bien, regular o mal. Pues nada de eso, la noche que paso es pésima. Casi no pego ojo a partir de medianoche por el frío que sufro. Incluso me tengo que poner toda la ropa que llevo de la bici porque la bajada de temperatura en el valle es brutal. Las nubes bajan tanto por la noche que me atrapan en la tienda y me machacan con la humedad. En estas circunstancias, la etapa que tenía prevista puede convertirse en una pesadilla en vez de ser un disfrute, que es de lo que se trata así que, rápidamente, me replanteo modificar la etapa de hoy y reducirla hasta el extremo de que pueda hacer noche en St. Marie de Campan, en el albergue en el que estuve en Semana Santa, y poder dormir bien tras una buena ducha.




Y para colmo, justo antes de iniciar la subida a Pla d´Adet, descubro una grieta en la soldadura de la parrilla.  Por si fuera poco, voy a tener que quitar alguna subida más de los días posteriores. Los sube y baja a Gavarnie-Boucharo y al Pont d´Espagne son prescindibles y decido en este preciso instante dejarlos para otra ocasión. No puedo arriesgarme a que se me parta la parrilla y a tener que llevar todo sobre la espalda.




En la mochila solamente llevo la tienda de campaña pero esta rajita me obliga a trasladar peso para aligerar la parrilla, haciendo mucho más complicadas todas las subidas. La primera recta de Pla d´Adet, con una pendiente constante que se mantiene muy por encima del 10%, ya me deja muy claro lo que me espera.



Al llegar a la primera herradura, tras esta recta infernal, decido dejar todo el peso escondido tras un seto. Hay un caminito que sale de la curva y me aventuro por él para tapar la mochila y la parrilla con unos hierbajos. De paso, aprovecho para plantar un pino y así alejar de la zona a cualquier posible curioso que se pudiera aventurar por ahí mientras yo esté dándole a los pedales.



Los diez kilómetros a casi el 9% de media hablan a las claras de la dureza de esta subida, máxime cuando hay un pequeño descanso a dos de la cima y la parte final suaviza un poco. El inicio es para ponerse en serio a la tarea pero, como he dejado el peso en la curva, voy casi silbando. Es como el chiste ese de la selva y la cabina de teléfono, que la sueltas cuando viene el león y corres más.





En todo momento se tiene a la vista el objetivo final de la subida y parece que no se acerca mucho, aunque el fondo del valle sí que se aleja a marchas forzadas. Al paso por Soulan aprovecho para cambiar el agua del bidón puesto que, con el calor que hace, el que llevo ya parece caldo.




Los dos últimos kilómetros suavizan un poquito. De hecho, incluso tenemos un buen descanso en una enorme curva de vaguada. Ahora sí, el final de la subida se tiene al alcance de la mano.




La cima de Pla d´Adet es lo que es. La subida es muy guapa como reto deportivo pero, en comparación con algunos altos vecinos con vistas similares, una castaña en lo paisajístico. Este tipo de finales no me gustan nada.





De nuevo en el valle, toca tirar hasta Arreau pero me detengo en el Carrefour de las afueras de St Lary para avituallarme bien. Plátanos, pan y una cocacola me sirven de complemento de la enésima lata que me caliento. Esta vez, me meto unos callos con chorizo que me saben a teta.



Como la etapa de hoy me ha quedado muy cortita, no tengo ninguna prisa. Sigo el curso del río Neste hasta Arreau dejándome llevar por la pendiente negativa.



Dejando a un lado los pasos de Hourquette d´Ancizan y Col de Aspin, sigo hasta Beyrède para afrontar la subida al Col de Beyrède, un paso mucho menos conocido al valle de Campan.





Ya la primera rampa es exigente, pero el puerto se mantiene cabroncete hasta la cima, con elevados porcentajes escondidos entre algunos descansos durante los diez kilómetros que posee. Los dos primeros kilómetros, tras ese inicio de espanto, sirven para camuflar unos números totales que los próximos ocho kilómetros harían mucho más temibles.





La subida me recuerda mucho a las de Iparralde, aunque sin llegar a sus temibles porcentajes. Carretera estrecha, gravilla en ocasiones, piso rugoso, tráfico inexistente, un verde maravilloso, ..., todos ellos ingredientes que me agradan mucho en un puerto pirenaico al margen de las grandes carreteras.





La mejor zona del puerto, ya en la parte final, destaca por sus curvas cerradas y un trazado que resulta precioso visto desde el tramo siguiente.






Corono el col de Beyrède bastante fresco. No en vano, es la segunda subida del día y he acumulado muy poquitos kilómetros. Tengo ganas de llegar a St Marie y pegarme una buena ducha porque el calor que llevo arrastrando estos días ha hecho que las sudadas sean cuantiosas.





Me preocupa un poco el descenso. Tengo entendido que la vertiente del Aspin no está asfaltada y el estado de la parrilla me desaconseja andar dando botes con la bici, aunque sea con ella arrastras. Pero para mi sorpresa está asfaltada esta vertiente. Tan solo hay un tramo de unos cincuenta metros en los que unos camiones y grúas que andan talando árboles han levantado completamente el piso. Como sigan mucho tiempo trabajando en la zona, lo van a terminar de destrozar. Aún así, no es necesario ni desmontar porque, con cuidado, se pasa de sobra en bici.



Ya en la carretera del Aspin, saliendo a la altura de las casas de Payolle, concluyo el descenso hasta llegar a St Marie de Campan, donde tengo pensado alojarme en el Albergue l´Ardoisiere como ya hice en la BARBI de Semana Santa.




Llego al albergue y no hay absolutamente nadie, así que me toca habitación para mí solo. Me pego una buena ducha, me cambio de ropa y, como aún es muy pronto, me doy un buen paseo por la zona, a orillas del río. Se me olvida la cámara en la habitación y solo puedo sacar un par de fotos a mi regreso, cuando me meto en el carísimo super de la plaza para comprar unos yogures, lo único que me parece que merece la pena comprar dados los precios que manejan en ese establecimiento.




Muy pronto todavía, me tumbo en la cama y me pongo la tele. En la francesa están dando un partido de rugby pero, sin apenas darme cuenta, me quedo dormido.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...