XXIV Marcha Gorobel

Ocho meses hace ya que no participo en una marcha de montaña organizada y hoy toca patear una gran kilometrada de nuevo: 38km. Con vistas a la temporada invernal y a prepararme un poquito para afrontar una larga distancia con nieve en la Cuerda Larga, decido buscar una marcha buena, bonita y barata por las proximidades.


Después de una dura búsqueda, me decido por la XXIV Marcha Gorobel, que sale de Amurrio y recorre la Sierra Salvada desde el Tologorri hasta el Txarlazo. El motivo que me anima a decidirme por esta marcha no es otro que la lectura de un comunicado que hacen pidiendo al personal que no se corra en una marcha montañera y con el que estoy totalmente de acuerdo. Para eso están las carreras con dorsal. No confundirse, oye!

El caso es que la marcha comienza a las 07:30 pero llego tarde. Está lloviendo y de noche no se ve un carajo así que, después de aparcar, espero a ver a algún mendizale para seguirle hasta la salida. Pero no pillo a nadie y no la encuentro hasta que pregunto a un viejillo que sale de un portal. La txartela me la dan pasadas las ocho, con lo que ya salgo solo de la plaza del ayuntamiento.




Poco más adelante, saliendo por las calles de Amurrio, alcanzo a un par de grupitos entre los que haré la primera parte del recorrido. Por un momento, para de llover.





Pero una vez que nos metemos en el bosque comienza a chispear de nuevo. Se ven atuendos de todo tipo: gente con paraguas, pontxos, chubasqueros, ...







Camino de Mendaika abandonamos el sendero y nos metemos por asfalto.




Y poco después, carretera hasta Lendoño. Se ven claros por alguna parte, pero no cesa de chispear.






Iniciamos la subida a la sierra con cielo despejado. La pendiente hace que vayamos comprimiéndonos los participantes y dejo de ir tan solo.









Hasta que la pista se estrecha en un sendero por el que solamente cabe uno y comienza la caravana hasta el Collado de la Barrerilla.




Al salir de la zona arbolada, comienza lo bueno. Las vistas del valle de Ayala son espectaculares desde este mirador.





Y el ruido ensordecedor de los torrentes que bajan por las canales del Tologorri es una pasada de guapo.





Abandonamos la sendita de la ladera, muy embarrada, para acceder al collado.







Parece que el día puede quedar chulo, pero no es más que una ilusión.







Echando fotos desde este punto, dejo pasar al grueso de la hilera.







Al finalizar la pendiente final de este tramo, muchos son los que se plantan a comer algo mientras descansan un poquillo. Se está muy agusto por estas campas.





Es en este punto en el que nos separamos los participantes de la corta y de la larga. Un tipo de la organización nos va dirigiendo hacia uno u otro lado. Veo como todos escogen la corta excepto yo y se van tras el refugio.



Y camino de la larga, solo tres chicos me anteceden. Los veo a lo lejos y acelero un poquito mi marcha para no perderme ya de entrada. Con ellos delante o detrás, a poca distancia siempre, haré casi todo el recorrido.



Para donde vamos, no pinta nada bien la cosa. Se está cerrando todo y está claro que nos vamos a mojar.








Es ya en el cordal de la sierra cuando puedo ver a lo lejos un grupito de gente. No somos los únicos que haremos la larga, pero los que salieron a la hora nos llevan bastante distancia.






Amplísimas vistas, sobre todo de lo que nos va a alcanzar en breve por detrás. Una cortina de agua se aprecia a la altura de Angulo y no llegaremos al Txarlazo sin que nos pille de lleno.











Y así es poco después. Me entra un poco de agua en el objetivo de la cámara.




El frente pasa rápido y no es lo que parecía. De nuevo bajo un ligero chispeo seguimos rumbo a la Vírgen de Orduña.















Son algunos más los que nos acompañan en esta parte. Los diversos geodésicos que marcan cada pequeña cumbre son reclamo para hacerse la foto y hay pequeños reagrupamientos. Así se van sucediendo Bedarbide, Atezabal, Solaiera y Txolope, todos ellos por encima de los 1.000 metros.














Llegados al Txolope, último puntuable del cordal antes del Txarlazo, hay que descender de golpe. Las rocas mojadas dificultan la bajada mientras un todoterreno de las asistencias médicas nos vigilan desde abajo, como esperando que alguien baje rodando.







De nuevo me voy quedando atrás haciendo fotos, hasta el punto de que vuelvo a ser el último.




De frente ya se divisan el Puerto de Orduña y las antenas de Osma.





Llego abajo y me encuentro a uno echando un meo. Los tres que iban delante mío se van hacia la derecha y creo que soy el único que se tira para la vírgen, con la niebla rodeándola.




Pocos minutos después, regreso a la senda marcada para volver por la zona de praderas que nos llevará a la base de Mojón Alto. Voy un poco despistado, como siempre, y un tipo me avisa de que me he salido de pistas. Charlando con él seguiré todo este tramo llano.









Ya de nuevo en el bosque, nos separamos. Aunque corta, se trata de la pendiente más pronunciada de todo el recorrido y me voy encontrando con bastante más gente que antes.



Y así llego al único avituallamiento de la marcha, en el kilómetro 24. Menos mal que lo que me ofrecen está muy rico porque me parece una pasada que en una marcha tan larga solo haya uno y tan lejano de la salida. La carne con pimientillos está muy buena, pero el arroz con leche se sale.




En el avituallamiento coincido con más gente y me dicen la distancia que llevamos. El gps me marca casi tres kilómetros menos, así que he debido perder señal en alguna zona, posiblemente en la senda por la que subimos desde Lendoño. También se comenta la temperatura, que ha bajado mucho de golpe. Estamos a tan solo 5º.




Camino del Tologorri sale el sol y permite que disfrutemos de uno de los tramos más bonitos de toda la marcha.













Los que vamos nos cruzamos con los que ya vuelven en este tramo común hasta la cumbre.












En el vértice geodésico espera uno de la organización que lleva ahí todo el día y que me imagino que seguirá hasta que pase el último. Las vistas son impresionantes y la suerte o la casualidad hacen que esté despejado pudiendo apreciar el pequeño embalse de Maroño. La vista, sin embargo, ya no alcanza hasta Respaldiza.







Para bajar por Menérdiga seguimos el cordal y vemos lo que nos viene. La niebla dificulta seguir las balizas.












Pasamos la verja y empieza a nevar ligeramente. La bajada está muy embarrada y la niebla parece que dificultará mucho el descenso.





Pero la niebla desaparece inmediatamente dejando a la vista el chocolatazo que hay que salvar para llegar abajo. Para hacer un par de kilómetros nos tiramos más de una hora. Hay gente que lo va pasando muy mal por no llevar bastones de apoyo. Incluso los que los llevamos lo pasamos mal, con muchísimo peligro para las rodillas porque no sabes cuánto se hundirá la pierna en el siguiente paso ni si resbalará o no al apoyarse. Creo que la organizacion nos tendría que haber avisado del estado del sendero y que debería haber modificado el recorrido para evitar riesgos.



Una vez abajo, aún bajo la lluvia que no para, me cambio el calzado y los calcetines porque el barro me come. Los pantalones los tengo indecentes. Con los pies sequitos de nuevo, acelero el ritmo para evitar llegar de noche a Amurrio.




La subida por Eskortza es el último escollo, aunque prefiero mil veces tener que subir que hacer la bajada posterior. Por lo menos, el barro solo es testimonial.









Y ya con poca luz, a eso de las 17:30, llego a Amurrio. A más de uno se le va a hacer de noche antes de terminar. Sigue chispeando, el día no ha acompañado mucho, pero llego muy bien y con muy poco cansancio. Se me ha hecho muy entretenida esta marcha.



El avituallamiento final es un poco decepcionante. Tan solo me tomo un caldito caliente y me despido de algunos acompañantes puntuales que he ido teniendo a lo largo de la marcha y que coincidimos en la recogida de camisetas que, por cierto, es ponible por una vez. Normalmente quedan para hacer trapos pero esta es chula. El calendario también está muy guapo.

Creo que repetiré en alguna otra.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...