Completando la jornada

Tras media hora de raqueta y canasta, me pongo a correr por donde siempre. La cabeza no me da para más en estos momentos y me conformo con trotar un poco.



Vuelven a ser seis kilómetros pero, en esta ocasión, con las pulsaciones mucho más altas de lo normal. Llevaba varias salidas con la patata a bajas revoluciones y hoy me sorprende que enseguida se me disparan, sin apenas acelerar el ritmo. Han sido tres días sin hacer absolutamente nada y se nota.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...