Ruta al colegio: I-1

Comienza una nueva semana y sigue haciendo un tiempo fabuloso. Las temperaturas han bajado un poco pero se mantienen muy agradables, siempre por encima de los 15ºC a media tarde. Me siguen quedando subidas entre Plentzia y Bilbao y hoy escojo una ruta por Lauro y Artxanda por su vertiente dura de La Ola, una ascensión que no hago desde hace muchísimos años.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


Ruta I - 1 Plentzia 61 km 850 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Salgo camino de Andraka con un sol muy agradable y me llevo un susto del copón cuando viene una furgonetilla de frente por mi carril, derechita hacia mi, y no gira hasta el último momento. No se si el repartidor no iría con el móvil en la mano o algo así porque iba completamente despistado.


Me desahogo insultando a toda la familia del tipo mientras el corazón casi se me sale por la boca del susto que llevo encima. Menos mal que enseguida me vuelvo a centrar en lo mío y se me pasa.


Llego a la rotonda de Maruri y, en vez de seguir de frente como siempre, me desvío hacia Gatika para subir a Lauro. El aire sopla suave pero favorable en este tramo y voy volando.


La subida a Lauro la tengo marcada desde Gatika pero ya se empieza a subir desde el fondo del valle del río Butrón, con un kilómetro al 5% precioso, con las praderas de un verde intenso impropio de estas fechas.


Llego a Gatika y me desvío por la carretera de Loiu para subir a Lauro. Son algo más de cuatro kilómetros pero muy suaves, perfectos para seguir disfrutando del paseo.


Me está encantando recorrer de nuevo todas estas carreteras de mi nueva comarca: la comarca de Uribe. Apenas hay tráfico y, a diferencia de la comarca del Gran Bilbao, se respira naturaleza por todas partes.


Corono Lauro junto a la plaza de San Miguel y la ermita. Llevo un rato escuchando un ruido raro cada vez que doy una pedalada y decido pararme para comprobar qué puede ser, descubriendo que tenía el remate del cable de cambio trasero algo doblado y tocaba con la biela.


No me cuesta nada enderezar el cable con la mano y sigo el camino hacia Loiu, desviándome hacia Derio poco antes de llegar para atacar la subida a Artxanda por Sondika sin pasar por la carretera de Unbe y permitir una circular limpia.


Durante un kilómetro y medio voy subiendo hasta llegar al colegio de La Merced, con los aviones saliendo y llegando al aeropuerto que me queda a la derecha. Desciendo hacia Derio y, en un momento, me encuentro en Sondika para subir esta dura vertiente de Artxanda.


Paso por La Ola, terreno que me conozco palmo a palmo gracias a mis pretemporadas futboleras, cuando me hacían subir y bajar por todas estas rampas imposibles. Eran otros tiempos, con una fisonomía muy distinta de la de ahora. Una pierna de las de antes, con una musculatura muy desarrollada, era como las dos de ahora.


Aparece una señal del 14% en el paso sobre la autovía del Txorierri y toca ponerse en pie sobre la bici para solventar dos kilómetros muy duros, con un pico máximo del 19% para una media del primer kilómetro superior al 13%.


Voy de corto y se agradece porque el calor aprieta en las pendientes máximas. Se me está haciendo largo y no se termina de ver el final.


La segunda mitad de la subida va suavizando pero queda una última rampa de doble cifra poco antes de llegar a la carretera de Enekuri a Artxanda.


Ya en la carretera del cordal, solo me queda seguir hasta Santo Domingo para bajar a Bilbao por la carretera que viene de Mungia y que ya he hecho en otras ocasiones.


No puedo dejar pasar la oportunidad de sacar una foto del botxo desde el mirador. Tengo más de una hora de margen y me puedo permitir todas las paradas que hagan falta para disfrutar de la ruta.


Decido volver por la costa, ya que llevo muchas noches seguidas por Unbe. Salgo de clase con 11ºC y la temperatura va bajando poco a poco a medida que me acerco a Plentzia, a donde llego con solo 8ºC.

Safe Creative #1007090003507

2 comentarios :

  1. Joer con el empanao de la furgonetilla. Ayer le levanté el brazo, en señal de desaprobación, a un conductor que adelantó justo cuando yo me cruzaba con él, con total despreocupación de mi seguridad. Yo por el arcén y ellos ocupando los dos carriles. A algunos les importa un pijo.
    Por aquí también hace muy bueno por las tardes, pero a las 9:30, cuando yo salgo, hace frío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí los conductores son muy respetuosos pero siempre te puedes encontrar con un empanao de estos. Yo ando siempre con mucho cuidado con las furgonetas. Los ves a menudo con el móvil o apuntando cosas en la tablilla. Los peores en la carretera son los que trabajan en ella, pero de laaaaargo.

      Eliminar

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...