El kayak toca el mar

Llevaba varios días con ganas de sacar el kayak pero he estado muy entretenido con otras cosas y no había terminado de animarme. Aquí en Plentzia hay multitud de deportes a mano y, aunque no es la mejor época para ellos, los acuáticos van a estar muy presentes.



Tengo unas escaleras para bajar a la ría a escasos cien metros de casa, con lo que acarrear el kayak no es ninguna molestia. Lo más engorroso es enfundarse el neopreno pero enseguida estoy paleando. Me ha pillado con la marea subiendo y me ha costado mucho llegar a la playa para cruzarla hasta el rompeolas de Gorliz. La vuelta, en cambio, ha sido mucho más fácil. Me he animado y he seguido hasta el puente de la carretera, donde he dado la vuelta para luchar de nuevo contra la corriente.

En la hora que he estado, habré coincidido con no menos de treinta o cuarenta piragüistas. Las piraguas deslizan mucho mejor que mi bañera de juguete y me dan bastante envidia al pasar, aunque también tendrá mucho que ver que seis kilómetros han sido demasiado para el tiempo que llevaba sin mover los brazos. He disfrutado mucho, así que no creo que tarde en repetir. La nueva ubicación me despierta muchos objetivos.

Safe Creative #1007090003507

3 comentarios :

  1. Esta actividad no te permite sacar fotos. ¿Tenéis casa en Plentzia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí que puedo, ya irás viendo. Tengo una funda de neopreno para la cámara y no se me moja. ;-)

      Nos hemos venido a vivir a Plentzia. La mayor ya va a la universidad y el pequeño lo hará en unos meses, así que hemos dado el gran paso para nuestro retiro dorado, jejeje

      Eliminar
    2. Hooombre, enhorabuena !!! Me alegra mucho.

      Eliminar

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...