Sin Boost no es lo mismo

He salido a correr tres días con las nuevas ADIDAS Energy Boost 3 y hoy las he dejado descansar, volviendo a ponerme mis viejas NIKE Lunarglide 5. Las sensaciones no han podido ser peores. Es lo que tiene calzarse un guante, que luego es muy difícil volver a ponerse unas zapatillas.



La sesión es de cincuenta minutos en los que no dejo de pensar en las molestias que sigo teniendo en la tibia y que el Boost había disimulado bastante. La amortiguación de esa entresuela es tan bestial que ya no voy a poder vivir sin ella. Quería mantener las zapatillas nuevas hasta llegar al Maratón de Málaga y seguir corriendo con las muchas viejas que voy almacenando, pero no voy a ser capaz de dejarlas en la caja durante tres meses. Cuando te acostumbras a lo bueno ... estás perdido. Por lo demás, hoy tocaban ritmos suaves y me aburren.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALEMANIA ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...