Subida a la Hourquette d'Ancizan

La subida que vamos a hacer hoy es más corta que el Aubisque y no venimos de seis horas de viaje previo, así que dejamos el coche en La Payolle después de desayunar bien en el albergue para hacer subida y bajada. Esto me permite ir con Amaia desde el principio.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


HOURQUETTE d´ANCIZAN Payolle 1.560 10 4,5 % IR

altimetria

- ALTIMETRÍA -
(Click en el perfil para ampliarlo)


Han pronosticado varios días muy calurosos y se confirma nada más salir. El aire es tórrido a primera hora de la mañana y el sol calienta con ganas.


Es tan temprano que nos podemos librar del sol en la parte más dura de la subida. Como siempre, se agradecen los carteles que hay dispuestos en cada punto kilométrico, más que por la información, porque hacen la subida muy entretenida.


La mañana va avanzando y aparecen los primeros ciclistas. Los vamos viendo llegar muy lentamente hasta que, en el descenso que hay a cuatro kilómetros de la cima, nos pasan como motos.


Pasamos junto al arroyo y tenemos claro que, en el descenso, nos vamos a quedar un rato. El sonido del agua es tan relajante que merece una buena parada que rompa en dos los duros kilómetros de bajada.


Retomamos la subida para encarar los tres últimos kilómetros. Aparecen un montón de burritos y un grupo de vacas que ni se inmutan a nuestro paso.


Ya no vuelve a haber ninguna sombra y el calor aprieta. Nos alcanza un numeroso grupo de ciclistas franceses a los que les cuesta dejarnos atrás.


La ascensión termina y nos felicitan al llegar. Aprovechan la sombra de la cima para comer algo a la fresca y se preparan para un cómodo descenso mientras que nosotros hacemos un par de fotos.


Es lo malo de subir puertos con zapatillas, que los tienes que bajar corriendo o, como hicimos ayer, hay que dejar el coche en la cima. Subir se nos hace divertido pero bajar, no tanto. Además, se te cargan las piernas mucho más producto de los impactos.


Tiramos para abajo y partimos el descenso en dos, parando junto al arroyo para comer una barrita tumbados en la hierba. La mañana avanza y el desayuno hace tiempo que pasó a la historia.


Regresamos a La Payolle y es pronto como para sacar la comida, así que decidimos comer en la cima del col de Val Loron - Azet. Tenemos reserva en un hotel de Luchon y el plan es llegar allí a primera hora de la tarde para subir después a Superbagnères en plan turista. Pasamos a Saint Lary por el col de Aspin y empieza a hacerse visible un problema que nos va a obligar a cambiar los planes: los frenos del coche empiezan a sonar, algo que indica que las pastillas están en las últimas.

Subimos al col de Val Louron - Azet y comemos en la cima. En la bajada, el ruido de los frenos se acentúa muchísimo debido a las fuertes pendientes de este puerto. Empiezo a preocuparme porque no vamos a dejar de subir y bajar puertos en todo el viaje y, en el descenso del Peyresourde, la cosa es aterradora. Apenas logro frenar y el sonido es atronador.

Llegamos a Luchon y nos vamos directos al hotel. No dejo de darle vueltas y la única opción que veo es pasar a España por el Portillón para buscar un taller en el que me cambien las pastillas de freno. Son las tres de la tarde y espero encontrar algún sitio en el que me lo hagan para esta misma tarde.

En la cima del Portillón nos para la Guardia Civil y aprovecho para contarles nuestro problema, preguntando si conocen algún sitio en Bossost en el que me puedan atender rápido. Me indican que la mejor opción es ir a Vielha porque hay varios talleres a la entrada de la localidad. Así lo hacemos y, en el segundo intento, hay un taller en el que me aseguran que me cambian las pastillas en una hora.


Aprovechamos para dar una vuelta por Vielha y, al final, la reparación se va a las dos horas y media, con lo que los planes de la tarde los tenemos que cancelar. Aún así, es para estar contentos porque se podía haber ido todo al garete. Regresamos a Louchon por el Portillón con cuidado porque las pastillas nuevas hacen que los frenos sean demasiado blandos y hay que hacerse al nuevo tacto. No importa, vamos a pasar por tantos puertos que, para mañana, los tendré otra vez a punto.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

STAGE EN ALPES ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...