XLVIII. Aizkardi Ibilaldia

Hoy se da inicio al Circuito de marchas de largo recorrido de Euskal Herria, como todos los años, con la marcha de Villabona. Sigue siendo de las pocas que aún son gratuitas y estoy inscrito casi desde que se abrió el plazo. El año pasado coincidió con mi viaje a los Alpes Marítimos y no pude ser de la partida pero este año, al no ser el último domingo del mes que coincidiría con la Semana Santa, salgo de Bilbao el sábado por la tarde para dormir en el aparcamiento que hay junto al río Oria.

XTREM CAT 1 CAT 2 CAT 3 CAT 4


XLVIII. Aizkardi Ibilaldia Villabona 43 km 2600 m+ IR

(Click en el perfil para ampliarlo)


Tengo el nº304, recojo la tarjeta de control y me pongo en mi cajón de salida. Es lo que más me gusta de esta marcha, cómo premia en la salida a los que se han inscrito antes para no tener que comerse la fila india inevitable que hay siempre en la primera subida en una marcha que tiene más de mil inscritos.


A las 06:32 me abren el portón y me pongo a trotar para adelantar en lo posible a los 300 que llevo por delante. En Villabona se repite el recorrido cada cuatro años, tengo presente la fuerte subida que hay por la ladera de Arizmendi y no quiere chuparme la columna de gente.


Este año no se coincide con el cambio de hora y amanece un poco ates, llegando a esta primera cima con unas vistas preciosas de las cimas cercanas enrojecidas.


La subida al Urdelar me está costando mucho. Noto que no subo con fuerza, como si estuviera pagando el cansancio de ayer en el medio maratón de Sollube.


A una subida fuerte le suele acompañar una bajada parecida. Me detengo en la bajada hacia Mugaga para observar con calma los valles de Tolosaldea cubiertos por la niebla.


Llego al control de Mugaga (km. 9,9) a las 08:09 y me falta el aliento. Bien es cierto que llevamos casi mil metros de desnivel positivo pero no es normal que me encuentre tan cansado tan pronto.


Me tomo un trozo de plátano, un gajo de naranja y un caldito caliente antes de seguir hacia la cima del San Lorenzo. Me gusta ir en solitario y el primer avituallamiento siempre lo utilizo para crear la 'distancia de pedo' entre los que me preceden y los de detrás.


En la cima del San Lorenzo no corre nada de aire. Nos está haciendo un día estupendo y las cumbres de Aralar y Aizkorri nevadas hacen que las vistas estén más chulas que nunca.


Como todas las bajadas de este recorrido, el descenso hacia Gorosmendi es muy vertical. Esperaba ir teniendo mejores sensaciones a medida que pasara el día pero no, cada vez me encuentro más cansado.


El objetivo pasa a ser la cima del Ipuliño pero antes hay que acceder al Oldizgain por su pala herbosa completamente vertical. No me suele costar mucho afrontar estas pendientes tan duras pero hoy no tengo fuerzas desde el principio.


Tras un breve descanso a modo de llano, la cima Coppi del día llega con el Ipuliño (929m). El sendero de acceso al alto transcurre por un bosque algo nevado que resulta muy entretenido.


En la cima del Ipuliño hay un grupo y me piden que les saque una foto. Se cumple un tercio de la distancia y ya llevamos la mitad del desnivel hecho.


La bajada, salvo al principio, es más suave que las anteriores, lo que permite poner un ritmo de carrera cómodo hasta llegar al fondo del valle por el que discurre la autovía de Leitzaran.


Pasamos por debajo de la autovía en lo que es el tramo más cómodo de todo el recorrido. Aunque ahora viene una subida, las pendientes no son nada comparadas con los pedazo muros que llevamos ya hechos.


Tras doscientos metros de subida cómoda, llega la suave bajada por bosque hasta el refugio de Uliko Borda del km.22, donde está situado un nuevo punto de control y avituallamiento.


Me sellan la tarjeta de control a las 10:04 y me voy directo a la mesa de avituallamiento para coger un gajo de naranja y un trozo de plátano.


En este punto de control también había yogures, zumos y alguna pasta. Me tomo un zumo y echo un trago de agua fresca en la hermosa fuente que hay junto al refugio antes de continuar.


Los próximos cuatro kilómetros vuelven a ser muy correderos pero no carburo bien. Nos vamos acercando al Erroizpe y vuelvo a notar una falta de fuerzas en los tramos de subida.


Pasamos por una zona rocosa muy chula en una sucesión de pequeñas cotas previas a la pala final de acceso al Erroizpe. Llevo ya un rato esperando a llegar a Berrobi aunque me conozco la fuerte bajada que me voy a encontrar y me aterroriza bastante.


Llegamos a la cima del Erroizpe y sigo de frente a mis predecesores hasta que los veo parados porque no encuentran ninguna cinta de marcado.


Apenas he bajado unos metros siguiendo su estela y veo cómo vienen de frente. Es cuando miro el track del V800 y compruebo por dónde hay que seguir. Las marcas están bien puestas pero no nos habíamos dado cuenta por seguir con toda naturalidad de frente en el geodésico.


El giro hacia la derecha nos enfila hacia Berrobi por una fuerte bajada que enlaza con una pista más cómoda pero que sigue teniendo una pendiente importante. Hace ya bastante rato que tengo molestias en las zapatillas y espero a llegar abajo para sacarme unas chinitas, algo que no puedo soportar y que me obliga a quitarme ambas zapatillas ahora mismo porque me las estoy clavando en los dedos.


Llego a Berrobi a las 11:46 con una sensación de ir muy cascado y con molestias en los pies. Me acerco al avituallamiento y me tomo un zumo y un trozo de plátano antes de sentarme junto a la fuente para cambiarme los calcetines.


Me cambio de calcetines y me pongo esparadrapos nuevos. Las zapatillas me están haciendo daño en los juanetes y, sobre todo, en el talón del pie derecho. Ahí tengo una calentura bastante molesta que va a hacer que las SALOMON Speedcross 3 no me las vuelva a poner nunca más. Tengo comprobado que no admiten tiradas por encima de los veinte kilómetros. Respiran muy mal y, en tiradas largas, siempre me acaban haciendo daño.


Solo me quedan once kilómetros para terminar pero faltan 700m de desnivel que se me van a hacer interminables. Ya en las primeras rampas soy consciente de que voy muy vacío, como hacía tiempo que no me pasaba.


La pista de subida al Uzturre se mantiene en una pendiente soportable pero voy viendo cómo me apago a cada paso. Por delante veo a un compañero y me lo marco como referencia aunque termina por irse y ya no me ayuda nada.


Llego a la altura del caserío Maita Goikoa, donde la pista cementada termina para dar paso a otra de tierra. Es un gran alivio porque la pendiente desciende bruscamente y me sirve de descanso para afrontar algo mejor la subida final al Uzturre.


La pista de tierra se vuelve más empinada justo antes de un tramo de hormigón con unas estupendas vistas sobre Tolosa. Empiezo a cruzarme con mucha gente que baja de esta cima tan concurrida.


Aprovecho las vistas para sentarme en una piedra durante un par de minutos porque me encuentro totalmente vacío. Me cuesta mucho dar pasos en esta pendiente tan fuerte.


A diferencia de otras veces, se obvia el final en la cruz y se tira para abajo hasta empalmar con una pista de subida al Loatzo, la última cota del día.


Parece que este tramo de bajada me ha devuelvo las fuerzas suficientes como para abordar esta última pala. Llego a la cima del Loatzo tan cansado que llamaría a alguien para que me viniera a buscar.


Solamente me quedan tres kilómetros de bajada pero ... ¡qué bajada! Andar es imposible porque arrancas a correr sin querer de lo fuerte que es la pendiente y voy tan ido de la cabeza que llevo la vista nublada. No veo el momento de llegar abajo.


Llego a Villabona a las 14:22, con unas ganas tremendas de irme a dormir. Apenas me apetece comer y beber aunque me tomo un helado de cucurucho que me dan en la llegada y que me devuelve a la vida. Repasando con hace cuatro años en este mismo recorrido, en Berrobi llevaba una hora menos que entonces y, sin embargo, he hecho veinte minutos más en este tramo final, lo que da muestra de la petada que he pegado en los últimos diez kilómetros. Veinte minutos es mucho para diez kilómetros y más cuando, se supone, por aquella época marchaba mucho menos fino que ahora.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...