Una medio Xtrem

Tercer día consecutivo en el que me pongo a correr y, para variar un poco, decido hacerlo por montaña. Buscando qué hacer, encuentro la ruta de la Romaña, una marcha montañera de 58km con más de tres mil metros de desnivel acumulado. Es mucho para lo poco que llevo entrenado pero salgo con idea de hacerla.




Tras dejar a Ander en la plaza Circular, camino del instituto, empiezo la carrera por Hurtado de Amézaga. Hasta dejar el camino de Pagasarri y entrar en la pista del Arnotegi no dejo de correr por asfalto.



Duras rampas tras cruzar la barrera. Con unas estupendas vistas de Bilbao desde este punto, prosigo la ascensión caminando a buen ritmo. Andando se va tan rápido como corriendo en semejantes pendientes.




Me encanta la cima del Arnotegi. Las vistas son magníficas y la tengo a menos de tres kilómetros del portal de casa. El sol mañanero me pilla de frente y me he dejado las gafas en casa.



Vuelvo a ponerme en carrera por la pista que desciende hasta el arroyo del Bolintxu. Siguiendo el track de la marcha de montaña, me meto por un sendero que ataja alguna curva.



Como voy con el pantalón corto de running y con unos calcetines bajos, me hago unos buenos arañazos en las piernas con la maleza que casi cubre los senderos.



¡Qué gozada correr con las Salomon! En otro tiempo me habría descojonado los pies en esta bajada.



Dejo el Bolintxu y comienzo la ascensión al Pastorekorta. Nunca he subido por esta ruta y tiene una pinta muy chunga.



Se llega a la base de la cantera, con las ruinas de algunas edificaciones como referencia de paso, antes de iniciar una fuerte subida por una canal directa.




Es imposible seguir corriendo en semejante desnivel así que, hasta llegar a la pista que conecta también con el Pagasarri, tengo que volver a caminar.



Las vistas desde la ladera son muy guapas. Para adelante molesta bastante el sol y, para atrás, todavía quedan amplias sombras. 




La rampa final para acceder a la cima del Pastorekorta es un cortafuegos de extrema pendiente en la que hay que clavar bien la zapatilla para no resbalar.



Y, a medida que se va ganando altitud, las vistas se abren ya a todo el Gran Bilbao.




En la cima, 360º sin apenas obstáculos para la panorámica. Pastorekorta no es una cumbre muy elevada pero permite disfrutar de unas vistas amplísimas.




Llevo un par de minutos en la cima y el viento es una pasada. La sensación térmica, a pesar de que el día está muy soleado, baja bastante cuando el aire te da de cara.



El descenso del Pastorekorta lo hago siguiendo el track que llevo en el GPS, por la ladera suroeste, camino de la pista de Arrigorriaga. Al llegar al collado donde se inicia la fuerte subida de acceso a la cumbre, prosigo rumbo al Pagasarri.



Destaca en este tramo la majestuosidad del Ganekogorta. Quería pasar por él pero el fuerte viento me hace cambiar de idea y empiezo a pensar en dejarlo para mejor ocasión.



Otro par de fuertes rampas me obligan a caminar de nuevo. No he elegido un buen terreno para la carrera.




Ya tengo el Pagasarri al alcance. Un estrecho sendero me conduce a la cima, donde se encuentra el geodésico y el buzón característicos.







Tras unos instantes de espera, con un fortísimo viento azuzando, desciendo hasta el refugio.





Llevo casi quince kilómetros. Aquí decido cancelar el plan inicial y tirar cuesta abajo a la carrera hasta llegar a casa. Había dicho que no estaría para comer pero me lo he pensado mejor.



No estoy acostumbrado a correr tanto cuesta abajo y lo voy notando cada vez que clavo las piernas. Estoy trabajando grupos musculares distintos a los habituales y seguro que me pasa factura.


Retomo el camino del Pagasarri para llegar a San Adrián. Me detengo sobre la Supersur durante un instante para observar que, en un par de minutos, solo pasan dos camiones por ella. Hay que ver qué pedazo obra se han cascado para que pasen dos camiones.




En el puente del Arenal, tras un descenso ininterrumpido a la carrera, completo la distancia de un medio maratón. Sin duda, el desnivel no es el habitual para estas distancias pero me he quedado muy corto en mis planes de hoy. La ruta de la Romaña, aún siendo muy exigente para la carrera, sigue siendo mi objetivo.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...