Me guardaba una Baza

(Entrada de archivo)

Ya estoy terminando con los puertos de Almería. Con la idea de ir tirando de vuelta, camino de Jaén, toca dar carpetazo a la sierra de Baza. El puerto de Santillana se sitúa en las últimas estribaciones de Sierra Nevada.




A orillas del río Andarax, da comienzo esta larga subida, de más de 18km. Sin ninguna rampa reseñable, se mantiene suave en todo momento, rondando un cómodo 5%.



El paisaje árido y terroso de esta parte del mundo es como para no volver nunca más. Sentía mucha curiosidad por conocer esta zona pero, una vez vista, prefiero invertir mi tiempo en lugares más agradables para los sentidos. Lo bello solo puede existir si es en contraposición de lo feo y, cuando conoces lo feo, aprendes a apreciar mucho más la belleza. Es por ello que doy gracias al sur por ayudarme a amar más la tierra que me rodea.




Al pasar por Ohanes, un giro brusco parece convertirse en el inicio de puerto, aunque ya se llevan unos cuantos kilómetros de suave ascenso. Aparece un cartel de puerto de esos azules típicos en los que se advierte del estado del mismo.



Con algo más de altitud, el trazado sinuoso del puerto de Santillana se convierte en el único atractivo de la zona. Un curioso serpenteo va sorteando las diferentes lomas desérticas.





Siguiendo hacia el norte, el puerto de Escúllar se posiciona en la frontera de Almería y Granada. Sus dos vertientes se distinguen por su gran longitud y por su falta de atractivo. Son un auténtico coñazo de subidas que, entre subir y bajar, nos estiran la empresa a más de cien kilómetros.




Tan solo los aerogeneradores que se hallan en lo alto de esta sierra de Baza dan alguna pista de algún rastro de vida en este desierto andaluz. Nunca puede ser bello algo de lo que la propia vida escapa.




Afortunadamente, estamos en el mes de diciembre. La temperatura, muy suave para estas fechas, es un excelente indicador de lo que puede ser esta tierra en verano. Circular por esta carretera en verano, en la que no tengo recuerdo de haberme cruzado con vehículo alguno, tiene que ser soporífero.






En la cima, unos arbolillos piden agua a gritos. Me da mucha pereza tirarme para la vertiente norte y tener que soportar otro porrón de kilómetros de solemne aburrimiento.






¡Y descubrir que esto es un parque natural! ¿Hace una rutita de senderismo por estas tierras? Solo de pensarlo se me quitan las ganas de volver a ponerme unas botas en toda mi vida.




La llegada de nuevo a la sierra, tras la subida por la vertiente norte, solo trae un pensamiento a mi cabeza: ¡¡Pero, ¿qué coño hago yo aquí?!!



NOTA: Aún tengo multitud de fotos de estos puertos pero es que ¡¡son tan horribles!! que no me motivan nada y se me quitan las ganas de prepararlas. La prueba es que va para dos años que estuve por allí y aún no las he metido todas en el blog. Me da un bajón cada vez que las veo, ¡¡buff!!

Safe Creative #1007090003507

2 comentarios :

  1. ya veo que no paras. Gracias a ti y la ruta que hicimos , me hice un 5000 por boal. Ya me veo el año que viene haciendo un everest. Gracias tio

    ResponderEliminar
  2. Pues me alegro un montón de que te hagas lo que te propongas.

    Si te marcas un everest, ya sabes que no me motivan los retos numéricos, pero lo mismo te acompañaba para echar una mano.

    Tú avisa que no necesito muchas excusas para ir a Asturias.

    ResponderEliminar

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...