Once kilómetros con cuestas

Nueva jornada zapatillera, esta vez, por propio interés. Con el stage asturiano a la vuelta de la esquina, y con las manos jodidas después de quince días de haber vuelto de la ruta del Canal de Castilla, hay que hacer algo para no perder la forma. El reposo viene bien para ir recuperando sensibilidad en los dedos pero mal para todo lo demás.


Amaia ha planificado una vueltita de once kilómetros, que no es mucho para ser sábado, pero que ha aderezado con unas cuantas cuestillas por el parque de doña Casilda. No he empezado demasiado bien pero he terminado con ganas de más aunque, con rampones de doble cifra por doquier a la vuelta de la esquina, mejor no hacerse el valiente.

La mano derecha parece que va respondiendo aunque la izquierda sigue atontada. No soy amigo de tomar mierdas pero llevo cuatro días con un complejo de vitaminas B1, B6 y B12 que deberían acelerar un poco la recuperación. Por lo menos, sí que ha decrecido mucho el dolor y eso, junto con la pequeña mejoría que estoy notando en la mano derecha, me anima mucho. Aunque vete tú a saber, lo mismo es por el paso del tiempo y no por las vitaminas. Pero bueno, mientras me siga puteando el tema, continuaré tomándolas.

Safe Creative #1007090003507

0 comentarios :

Publicar un comentario

EL AUTOR se reserva el derecho de suprimir, por cualquier razón y sin previo aviso, cualquier comentario que considere inapropiado.

 

SIN OBJETIVOS ...

Estadísticas

Usuarios online

Acerca de ...